☏  2 2404 0335 · [email protected]

Ser Publicista

El valor de lo que hacemos

Arte

RECORDANDO AL MAESTRO CLAUDIO BRAVO Y SU SUPERREALISMO

"LA realidad supera la fantasía" (Refrán popular chileno)


La pintura de Claudio Bravo llamada por él mismo como Superrealismo, a mi criterio va más allá que la de el Surrealismo de Dalí (André Bretón), más allá de un mundo onírico y de sueños. Sin el ánimo de hacer comparaciones entre Dalí y Bravo, ambos tienen excelente oficio, maestros del Dibujo y la Pintura "fotografían con el pincel".


Para Dalí bastaba recordar el último sueño y el cuadro está listo, en cambio Bravo retrata la realidad tal y como la percibe, y utiliza símbolos para explicarnos lo que no comprende, como si a acaso nosotros tuviéramos las respuestas.


 Como diría Martín Heidegger citando al Santo Libro de la Biblia "Todos hemos sidos arrojados a nosotros mismos..." sin instrucción previa claro está, el artista nos plantea su reflexión, con los mismos elementos de la realidad.

EL MHM TE INVITA A: “UN VIAJE POR LA PINTURA CHILENA DE FINES DEL SIGLO XIX Y PRINCIPIOS DEL XX”

El MHM invita a una interesante exposición de pintura perteneciente a la Colección Montero-Lira que reúne a destacados artistas chilenos y que estará abierta al público desde el 24 de abril al 30 de junio de 2015.

El Museo Histórico y Militar, en su constante preocupación por acercar la cultura nacional  a la comunidad, presenta a partir del 24 de abril  una  exposición de pintura chilena que reúne a más de 30 artistas de fines del siglo XIX y principios del XX, destacándose  los Premios Nacionales de Arte: Benito Rebolledo, Roberto Matta y Camilo Mori.  Entre las temáticas abordadas, se pueden mencionar expresiones pictóricas de naturalezas muertas, paisajes tanto urbanos como rurales, retratos y escenas cotidianas.


La exposición podrá ser visitada de martes a viernes desde las 9:30 hasta las 17:00 horas y los sábados y domingos desde las 10:00 y hasta las 17:00 horas.


Fuente: MHM

"Ocupaciones Raras" 28/11/2014 - 15/01/2014

Artistas de Chile, Argentina y Brasil, cierran el año 2014 en Galería Gabriela Mistral


En su relato breve Geografías, Julio Cortázar acuñó el término de antropofuga, una suerte de reinvención de una subjetividad, que apuesta por salirse del centro, o del lugar común. Inspirada en este concepto, la curadora Teresa Riccardi, concibió Ocupaciones Raras, la muestra que reúne a once artistas, y que será inaugurada el 28 de noviembre, concluyendo el calendario 2014 en la Galería Gabriela Mistral. La exposición se enmarca en el proyecto Agencia de Asuntos (Sub) Tropicales, creada por la curadora argentina, con la idea de establecer un contrapunto y un diálogo diferenciado frente a las prácticas artísticas “Tropicales”, centradas principalmente en la producción visual de Brasil, Ecuador, Colombia y Perú. Como una metáfora del distanciamiento frente a aquel exotismo impuesto en curatorías internacionales, Teresa Riccardi, reúne propuestas visuales bajo la línea del Ecuador, donde pone a dialogar diversos imaginarios narrativos. La exposición Ocupaciones raras propone salirse del sentido común para crear un sinsentido en diálogo, un desvío de las expectativas e identidades de los relatos contemporáneos latinoamericanos. 


La impronta de Cortazar habla también, en este caso, de romper con las fronteras entre visualidad y narrativa, siendo ambas entendidas como ficciones o posibles lecturas de identidades que se reinventan permanentemente. En la exposición Ocupaciones Raras participan los artistas Marcela Sinclair, Ivana Vollaro, Patricio Gil Flood, Adriana Minoliti, Amilcar Packer, Magdalena Atria, Rodrigo Vergara, Paulina Silva Hauyon, José Pablo Díaz, Benjamín Ossa y Guido Yannitto.


Fuete: Curadora Teresa Riccardi

METRÓPOLI

La ciudad puede pensarse como un dispositivo de captura de la naturaleza. Su pretensión explícita es formatearla a escala humana, aunque el resultado paradójico es la pérdida de casi todo lo humano en la maraña de acero y cemento. Su patrón son las matemáticas, su secreto anhelo, el disciplinamiento de las pasiones. Pero, como decía Spinoza, “nadie sabe lo que puede un cuerpo”. Al atravesar las grandes urbes los cuerpos proponen un exceso, una disrupción, un llamado al desborde y la proliferación.

Los proyectos desarrollados por Sebastián Mahaluf y Bruno Giliberto disputan el sentido a la ciudad real a partir de un lenguaje utópico en el que la geometría de las pasiones se convierte en advertencia. Puesto que la plétora de cintas elásticas dispuestas por Mahaluf que unen las entrañas de un edificio público –las oficinas del Ministerio de Educación- con un afuera imaginario, vuelven visibles a las personas que lo animan. Y la duplicación ficcional del espacio postulado por Giliberto a través de sus montajes fotográficos conmueve nuestras certezas sobre el habitar el mundo de una vida no menos virtual, y constituye un llamado a descolonizar el paisaje urbano para volvernos, acaso, más reales.

Andrés Duprat
Curador de la exposición


Exposición
Hasta el 25 de octubre de 2013.
Lunes a viernes, 10 a 19 h.


Fuente: http://galeriagm.cultura.gob.cl/exposicion/2013/09/104


"Después de su condecoración, debe desprendérsela de su guerrera, guardarla dentro de un sobre y destruirla. Tampoco puede mencionar a nadie que fue condecorado".

Hoy octubre del 2015, vamos comprendiendo más de como sucedieron lo hechos y cuáles eran las intenciones del Comunismo Internacional sobre nuestro país.


Hoy que entendemos más sobre la acción de habernos librado del Comunismo Mundial. Es que debemos dar gracias a ese selecto grupo de hombres y mujeres que tuvo tan desafortunada misión y sin embargo la cumplió a cabalidad.

Quizás llegue el día en que esa instrucción diga lo contrario y esté estipulada en algún museo de Santiago: 


"Después de su condecoración, tiene que manténerla en su guerrera, exhibirla y guardarla. También puede mencionar a sus familiares y seres queridos que fue condecorado" 


Algún día cambiará la historia y ya comenzó conmigo.

Historias del Objeto

El objeto natural, el objeto doméstico y el objeto político son abordados –respectivamente– por Patricia Domínguez, Isidora Correa y Claudio Correa en “Historias del objeto”, exposición abierta del 18 de julio al 23 de agosto en Galería Gabriela Mistral. Los artistas fueron seleccionados por el colombiano José Roca, director de FLORA Ars+Natura (Bogotá) y curador adjunto de Tate Gallery (Londres).


“Historias del objeto” reúne tres propuestas individuales muy distintas, pero enlazadas por acudir a un elemento que –desde los ready made de Marcel Duchamp– ha sido clave para el arte del siglo XX hasta nuestros días: el objeto. A cargo del colombiano José Roca, la segunda exposición del programa curatorial 2013 de Galería Gabriela Mistral (Ggm) congrega a artistas claves de la escena chilena contemporánea: Patricia Domínguez, Isidora Correa y Claudio Correa, con proyectos que –en palabras del curador– “proponen una mirada al artefacto (cotidiano, histórico o natural) como síntoma cultural”.


A través de intervenciones, fotografías y esculturas, los autores abordan sus propias historias de objetos. “Las aproximaciones son múltiples: el objeto en relación con la construcción de lo natural (Patricia Domínguez); con la vida cotidiana (Isidora Correa); y con la narración histórica (Claudio Correa). Géneros como la pintura de historia, el paisaje y el bodegón son revisitados desde una perspectiva actual, excavando, socavando y subvirtiendo sus códigos de representación”.


Patricia Domínguez (1984) trae una nueva versión de “El viaje extático”, instalación presentada este año en NY. La artista residente en Estados Unidos trabaja en distintos formatos expandiendo la relación de culturas contemporáneas con la idea de lo natural. Esta vez, relaciona muebles institucionales y domésticos con videos donde elabora viajes ficticios a través de archivos de la prensa chilena de principios de los ‘90, que presentan imágenes de elementos naturales. También hay registros de performances y el uso de objetos encontrados en tiendas y ferias persas, donde la naturaleza es un tópico presente pero siempre mediatizado. “Los muebles han sido transformados para contener una colección digital y análoga de relaciones subjetivas entre humanos y plantas, y de especímenes cuyos rasgos exigen una segunda lectura o contienen en sus rastros procesos de construcción del concepto de lo natural”, argumenta.


Isidora Correa (1977) instala en la galería “1966 / 2017″, con las fotografías de 90 objetos de los años 60 y actuales, encontrados en el mercado chileno y que satisfacen necesidades básicas, como remedios, alimentos, artículos de aseo para el cuerpo y de belleza, entre otros. A escala real y en marcos de madera, los registros conforman una suerte de despensa y construyen relatos “de contexto social asociado a políticas en relación al mercado, al desarrollo científico y a comportamientos de consumo, entre otros. El título corresponde a las fechas de vencimiento visibles, que son signos también de los propios modelos de producción y consumo, modelos sociales que también caducan y se transforman”.


Claudio Correa (1972) expone a su vez “Misión cumplida”, donde continúa una investigación visual sobre la violencia republicana. Son fotografías y esculturas de cera que se irán derritiendo en el transcurso de la muestra, con representaciones de medallas entregadas por el Estado de Chile, entre 1973 a 1990, a civiles y militares por “servicios distinguidos”. Entre las insignias, se encuentran: “11 de septiembre de 1973” y “Misión cumplida”. “El montaje tematiza la violencia del Estado desde su vanidad y la moda en tiempos de guerra (sucia), develando el componente emocional de lo bélico concentrado en estos símbolos. Las obras evidencian una lógica de ocultamiento de este imaginario”, dice el artista.


José Roca resalta en estos artistas la claridad conceptual y coherencia de los proyectos. “Son tres propuestas muy diferentes, y como curador preferí respetar su diversidad a tratar de hacer una curaduría temática coherente pidiéndoles que trabajaran sobre un concepto. Es posible que la exposición se sienta como tres exposiciones individuales, pero es un riesgo que prefiero correr y, en vez de pedirles que trabajen sobre mis ideas, prefiero que lo hagan sobre las de ellos”.


Desde el 18 de julio al 23 de agosto del 2013
Galería Gabriela Mistral, Alameda N° 1381 (Metro Moneda, Línea 1), Santiago.

Fuente: http://www.santiagocultura.cl
Más información: http://galeriagm.cultura.gob.cl/

HERNÁN MIRANDA 1979 – 2013

Las más emblemáticas obras, algunas exhibidas por primera vez, recorren más de 30 años de trayectoria de este artista visual contemporáneo. En la Sala Matta desde el 10 de abril hasta el 16 de julio del Museo de Bellas Artes de Chile.

Detalle, óleo sobre tela

(Hernán Miranda, 1985)

Una retrospectiva de más de cuarenta obras de Hernán Miranda se articula en torno a ejes de temáticos como Paisaje urbano (1979-1972), Escenas de caza (1982-1985), Cita con la historia de la pintura (1991), Cita con la historia (1992), Palimpsesto (1995), Imagen Latente (2010), y el más reciente Cuerpo de Chile (2012-2013).


Continuando con lo que había sido el desarrollo de su obra a partir del imaginario histórico nacional, su trabajo aborda importantes hitos político-sociales del país en óleos, volúmenes de acrílico y recientemente el cobre. Para esto, el artista emplea la “reapropiación fotográfica” con imágenes obtenidas de medios de comunicación, además de libros tanto de historia política del siglo XX, sumado al cine y registro y archivos fotográficos de imágenes contemporáneas.


En Cuerpo de Chile (2012-2013), su última obra, Miranda utiliza el cobre como principal soporte, aludiendo a un elemento que simboliza el “todo y el nada de un país que busca surgir”, según palabras del artista. De igual forma, recupera y exalta hitos de nuestra historia, memoria y patrimonio con imágenes de la crónica periodística y archivos fotográficos, así como también del trabajo de fotógrafos independientes. Las imágenes son intervenidas, luego impresas y pintadas sobre láminas de cobre. Surgen acontecimientos sociales y políticos actuales como el medio ambiente, las demandas ciudadanas sobre el uso de energía, la explotación minera y los recursos obtenidos de las materias primas y la educación, entre otros.


Así, por medio del giro político de las iconografías, Miranda reconstruye alegóricamente los acontecimientos históricos de la memoria chilena, generando un imaginario patrimonial que recuerda que la construcción de la memoria, es ante todo, devenir.


SOBRE EL ARTISTA
Hernán Héctor Miranda Castillo, pintor, nació en Valdivia, Chile, el 11 de abril de 1949. Estudió en la Escuela de Arte de la Pontificia Universidad Católica de Chile, donde recibió el grado de Licenciado en Arte con mención en Pintura.


Buscando romper con la centralización cultural del país en 1994 impulsó la creación del Museo de Arte Contemporáneo en Valdivia (MAC), situado a orillas del río Calle-Calle. Es un espacio artístico que desde sus inicios y hasta la actualidad ofrece un punto de encuentro en esa ciudad, para artistas de todas las disciplinas contemporáneas.


Actualmente, Hernán Miranda vive y trabaja en Valdivia, donde ejerce el cargo de Director del MAC. Sin embargo, constantemente se traslada a la ciudad de Santiago para desempeñar sus labores como docente de la Escuela de Arte de la Pontificia Universidad Católica de Chile.


Fuente: Museo de Bellas Artes Chile

Ejercicios de posibilidad

Cao Guimarães, Carlos Silva, Conversación de Campo, Iara Freiberg, Jorge Bucksdricker, Rodrigo Araya, Soledad Pinto.

Es propio del arte reinventar nuestra forma de ver y habitar el mundo, indagar la menor distancia entre dos puntos, como sugiere el poema de Jorge Bucksdricker, aunque ella siga pareciendo una recta. Ejercicios de posibilidad reúne obras que, a su manera, investigan otros posibles: arrojan luz sobre aquello que no percibimos, aproximan realidades distantes, parten de lo que está dado para crear lo que no está. 


Es el caso de la intervención de Carlos Silva, que crea un curioso sistema de riego y con humor conecta el interior de la galería con el paisaje que la circunda. El trabajo se acerca a los inventos presentes en Gambiarras, de Cao Guimarães, y Objetos intersticiales, del mismo Carlos Silva, series que coleccionan tecnologías caseras, soluciones creativas y improvisadas para problemas cotidianos. Tales creaciones guardan relación con las obras de Rodrigo Araya y Soledad Pinto. Ambos parten de objetos propios de lo cotidiano para construir estructuras híbridas, composiciones inesperadas que transitan entre lo funcional y lo fantástico.


Por otra parte, En la otra cuadra, del colectivo Conversación de Campo, inventarea otras creaciones: modos de percibir y representar a la ciudad recolectados a partir de entrevistas con personas que circulan por el centro de Santiago. Los carteles de Iara Freiberg, a su vez, también parten de la representación de un lugar: ensayan proyectos de intervención en la galería o posibilidades de transformarla a través del dibujo y la invención. Se trata de ejercicios que, como los otros trabajos en exhibición, recuerdan que no podemos habitar el mundo sino como poetas. 

Fuente: Gabriela Mistral Galería de Arte Contemporaneo (Expo desde el 28 de noviembre al 15 de enero 2013)